El Blog del
Marketing Gastronómico

Guía de marketing del vino para principiantes

Guia del marketing del vino para principiantes
Tiempo de lectura: 4 minutos

El marketing del vino no es una opción, es una necesidad de toda bodega. ¿Te has preguntado qué debes hacer para trazar una estrategia que sea eficaz en aras de un objetivo empresarial?

Hoy en día disponemos de cientos de herramientas que pueden hacerte el camino más fácil y te flanquean el paso entre tu bodega y tu cliente potencial. Estas herramientas nos ayudan a fidelizar a ese consumidor al que le encanta el vino y a persuadir a aquel que no le termina de convencer o que anda a la deriva. ¿Un ejemplo? El marketing digital aplicado al marketing del vino.

¿A qué llamamos marketing del vino?

Técnicamente el marketing del vino es el conjunto de estrategias y acciones pensadas y ejecutadas para influir en la compra de vino (o de cualquier otro producto vinculado a él: corcho, vidrio, copas, sacacorchos, vinotecas, etc).

Pero te engañes, este tipo de marketing va asociado cada día más al territorio. ¿Por qué? Porque lo queramos o no, en el escenario actual, la mayoría de bodegas están ligadas a un organismo (como pueden ser los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen o Indicaciones Geográficas Protegidas), pero por encima de todo están ligadas a un terreno y a una tipicidad. Un ejemplo lo encontramos en el enoturismo.

Marketing del vino pandemial

No te voy a mentir, hasta que la pandemia se extinga tu cliente está en internet… y seguramente después, porque el eCommerce ha venido para quedarse.

En la red es donde está tu target (o público objetivo). Por tanto, si no estás en este entorno digital, tu cliente potencial no te verá. Por otro lado, si tu competencia está ya online y adaptada a los nuevos tiempos, seguramente estés también perdiendo volumen de ventas.

Toda la crisis del COVID19 ha adelantado el futuro que nos esperaba. Y el sector, como casi siempre, se ha dado cuenta tarde

Veintemillas 

Acciones como catas digitales, cursos online, asistentes virtuales, aplicaciones para catas como UpWine y enoturismo virtual será la nueva normalidad en nuestro sector. Lo dicho: digital, digital y más digital.

Marketing digital: medible, personalizable y asequible

Con el COVID-19 hacer marketing tradicional y comunicación presencial se ha visto casi anulado. Pero no decaigas, el marketing digital te ofrece unas ventajas y una inmediatez que las estrategias de «toda la vida» no tienen. Por ejemplo:

  • Es personalizable: no creas que por lanzar un anuncio en redes sociales o en los buscadores está dirigido a la humanidad completa. Los anuncios se pueden dirigir (segmentar, en argot) y de esta forma tener más probabilidad de conversión y de consumo.
  • Es medible: en el marketing digital todo es medible, de forma que siempre puedes conocer tu Retorno de Inversión (o ROI). Esto te permite rectificar los parámetros en caso de que la campaña no sea tan próspera como te esperabas. Pero tampoco te engañes, la estrategia en marketing digital no tiene por qué ser inmediata: un ejemplo de esto lo encontramos en el SEO.
  • Es asequible: no quiero decir que te lo regalen pero a comparación con el marketing tradicional (publicación en televisión, revistas, radio y soportes públicos como las marquesinas), tiene mucho menos coste y más impacto si haces bien las cosas.

El titánico objetivo de crear una comunidad del vino

Si algo define el marketing digital es la inmediatez. El usuario está acostumbrado a manejar millones de datos al día e información fugaz. Por este motivo le influyen tanto las opiniones de otros usuarios, le gusta tener la opción de preguntar o interactuar… independientemente de que lo haga o no.

En el marketing del vino lo tenemos más difícil si cabe, porque existe una barrera de comunicación todavía muy alta entre los diferentes tipos de consumidores y el segmento profesional. Y esto, es un hándicap. Un motivo que nos lleva a la opción de crear una comunidad para superarla.

¿Qué es una comunidad online? Es un objetivo de toda estrategia de marketing digital, aunque técnicamente es un conjunto de usuarios (personas físicas y empresas) unidas por un interés común. En este caso sería el vino, o mejor: tu bodega y tus vinos.

¿Cómo se crean? No es tarea fácil, lleva tiempo y constancia. La explicación es que debemos entablar conversación, escuchar y conocer a sus integrantes, generar confianza en tu marca y aportar contenido de mucho valor.

Nada valdrá la pena sin un plan de marketing

Aparentemente se pueden hacer acciones digitales esporádicas como poner un anuncio en Facebook, hacer una promoción, una cata online o enviar una newsletter. Pero si lo haces, cometes un error.

El marketing digital, como el marketing tradicional, necesita un plan. ¿Qué puntos deberías conocer?

  • Conocer tu empresa: es algo tan básico que muchos no recaen en ello. Lo ideal es hacer un análisis DAFO y CAME para extraer las conclusiones.
  • La segmentación: establecer quiénes son tus clientes potenciales, cuáles son sus edades, intentar determinar necesidades y hábitos de compra.
  • El target: elegir un segmento de mercado al que dirigir tus productos (no tiene por qué ser el mismo para cada una de tus gamas).
  • Evaluar el mercado: en esta primera etapa es esencial conocer el entorno en el que te vas a mover, ¿B2B, B2C o ambas?, quién será tu distribuidor, si crearás un eCommerce, etc.
  • Posicionamiento en la mente del consumidor: es importante asociar cada vino a una categoría de clientes con un mensaje claro por el que lo identifiquen rápidamente.
  • Tener claras las 7P’s del marketing mix: personas, procesos, posicionamiento, producto, precio, distribución y comunicación (incluyendo redes sociales y email marketing).
  • Qué objetivos tienes y en qué rango de tiempo se llevarán a cabo.
  • Las acciones: debes conocer al dedillo cada acción y dónde, cuándo y por qué se llevará a cabo.
  • Presupuesto: en tiempos de crisis es algo indispensable conocer los recursos económicos con los que cuentas y el gasto de cada partida.
  • Monitorización de resultados: para saber si tu estrategia ha merecido la pena, es indispensable conocer parámetros como el ROI, si ha mejorado tu reputación online, etc. y cuáles serán las herramientas que utilizarás.

Reputación online en enomarketing

Este concepto se refiere al conjunto de señales que forman el prestigio de una bodega, un vino o un profesional vinculado a ellos en internet. Las forman los propios usuarios/clientes y es imprescindible para cualquier marca mimarla. De lo contrario, podrías ver una visión negativa más pronto que tarde.

Una buena visión de marca supone más confianza, más ventas y más fidelización entre tus clientes.

Estas son algunas nociones que debes conocer para no fallar en el marketing de tu bodega, ¿estás preparado para afrontarlas? Diseña tu estrategia cuanto antes para convertir seguidores en consumidores o, mejor, en prosumidores desde hoy, ¿necesitas ayuda?

Compartir el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Entradas relacionadas

Impacto del COVID-19 en las bodegas españolas

Tiempo de lectura: 3 minutos Hemos dicho muy poco (si lo comparas con otros sectores) sobre cuál ha sido el impacto de la pandemia sobre las bodegas y sobre el

Enoturismo en la era post covid-19

Tiempo de lectura: 6 minutos Seguramente habrás escuchado esta palabra cientos de veces. De hecho, si formas parte del equipo de una bodega, de una ruta del vino, tienes una

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *